Cancion un hombre busca una mujer




cancion un hombre busca una mujer

Allí se estira y frases para mujeres que buscan hombres casados arde en la mas alta hoguera mi soledad que da vueltas los brazos como un náufrago.
Final Matilde, años o días dormidos, afiebrados, aquí o allá, clavando, rompiendo el espinazo, sangrando sangre verdadera, despertando tal vez o perdido, dormido: camas clínicas, ventanas extranjeras, vestidos blancos de las sigilosas, la torpeza en los pies.
Tú también estás lejos, ah más lejos que nadie.
Mi amor es un niño que llora: no quiere salir de tus brazos, yo te lo dejo para siempre: eres para mí la más bella.Canción del serie cita a ciegas macho y de la hembra.Yo sólo puedo luchar contra la fuerza de los hombres.Nuestras espinas diferentes, nuestros ojos maleducados, nuestros pies mujer busca hombre san salvador de jujuy que no se encontraban y nuestros besos indelebles, todo estará por fin reunido, pero de qué nos servirá la unidad de un cementerio?Sobre mi corazón llueven frías corolas.Uno por uno debo contarlos y alabarlos: otros amantes quieren vivir con ciertos ojos, yo sólo quiero ser tu peluquero.Sólo la sombra trémula se retuerce en mis manos.Finalizamos este post con su canción titulada.Veo los sueños sigilosos, admito los postreros días, y también los orígenes, y también los recuerdos, como un párpado atrozmente levantado a la fuerza estoy mirando.Era el duelo y las ruinas, y tú fuiste el milagro.
Sin embargo alguna vez corrió una sombra extraña por tus ojos.
Ah tú no huyes.
Tal vez te vi, te supuse al pasar levantando una copa en Angola, a la luz de la luna de Junio, o eras tú la cintura de aquella guitarra que toqué en las tinieblas y sonó como el mar desmedido.
El grito frente al mar, entre las piedras, corriendo libre, loco, en el vaho del mar.Cómo poder no amarte si he de amarte por eso.De ti alzaron las alas los pájaros del canto.Amo el amor que se reparte en besos, lecho y pan.Es una sola hora larga como una vena, y entre el ácido y la paciencia del tiempo arrugado transcurrimos, apartando las sílabas del miedo y la ternura, interminablemente exterminados.Márcame mi camino en tu arco de esperanza y soltaré en delirio mi bandada de flechas.Como todas las cosas están llenas de mi alma emerges de las cosas, llena del alma mía.La harina levantó su granero contigo y creció incrementada por la edad venturosa, cuando los cereales duplicaron tu pecho mi amor era el carbón trabajando en la tierra.Te debo el otoño marino con la humedad de las raíces y la niebla como una uva y el sol silvestre y elegante: te debo este cajón callado en que se pierden los dolores y sólo suben a la frente las corolas de la alegría.



Hoguera de estupor en que mi sed ardía.

[L_RANDNUM-10-999]
Sitemap